BOBUX - LA HISTORIA

LA HISTORIA DE BOBUX

Nuestra visión

 

 

 

 

En Bobux queremos que los niños crezcan libremente y desarrollen unos pies sanos para toda la vida.

Por esta razón, todo lo que hacemos en Bobux viene de la comprensión y el amor de los pies más pequeños. Es un hecho probado que durante los primeros 5 años de vida, los pies sufren muchísimos cambios. Necesitan espacio para crecer y fortalecerse, flexibilidad y posibilidad de desarrollarse de forma natural.

Y la mejor forma de promover la salud de los pies es permitiendo que los niños gateen, caminan y corran descalzos. Esto les permite adquirir equilibrio, coordinación y una buena postura.

El zapato debería proveer a los pequeños pies una simple protección para las superficies del día a día pero nunca restringir su libertad de crecimiento. Nada es más importante que unos zapatos que permitan el movimiento y desarrollo natural del pie.

En las dos últimas décadas, Bobux ha reconocido que andar descalzo (barefoot) es la forma más natural para el desarrollo del pie. Trabajamos cada día con esta filosofía para crear zapatos que imiten la libertad de ir descalzo. Por eso, trabajamos con expertos en calzado y podólogos para poder utilizar siempre técnicas y materiales innovadoras. Cada gama de Bobux, tiene atributos específicos que promueven el movimiento natural del pie.

 

Nacidos en Nueva Zelanda

Muchas veces los mejores descubrimientos están ante nuestros ojos y sin duda fue el caso de los fundadores de Bobux, Chris y Colleen Bennet.

Cuando su pequeña hija Chloe tenía 9 meses, no paraban de perder zapatos ya que siempre se le caían o se los quitaba. Pero las únicas opciones que encontraban para evitarlo eran zapatos con suelas muy rígidas con los que la pequeña no estaba contenta.

“Miramos muchísimo pero todas las opciones nos parecían restrictivas e incómodas para Chloe ya que veíamos la dureza de los materiales  y lo poco flexibles que eran por lo que podían dañar sus pequeños pies. Por eso decidimos diseñarle nuestros propios zapatos – muy al estilo neozelandés!” – dice Chris.

“Por supuesto sabíamos que el algodón no era el más durable de los materiales y por eso decidimos utilizar piel y ante en su lugar. Y para asegurarnos de que no se caería del pie de Chloe, pensamos en un sistema elástico para la zona del tobillo. Así acababan de nacer los Bobux Originals”.

Lo que no se imaginaban Chris y Collen era la cantidad de padres que se enamorarían de los zapatos hasta llegar al negocio internacional que tienen hoy.

“Somos todavía un negocio familiar. Nuestros distribuidores, agentes, personal y todo el mundo implicado en Bobux es parte de lo que nos gusta llamar nuestra extensa familia. Para nosotros tiene sentido: fue nuestra necesidad como familia encontrar el zapato adecuado para Chloe lo que hizo que hoy estemos por todo el mundo, creando una gama de calzado que ayuda realmente a la salud de los pequeños pies”.

 

Pequeños pasos

Además de querer ayudar a los niños a disfrutar de sus pequeños pasos, también estamos convencidos de trabajar para reducir nuestras huellas medioambientales. Los pequeños pasos serán un día grandes zancadas así que proteger el mundo para las futuras generaciones, juega un rol muy importante en nuestra filosofía.

Nuestras prácticas de trabajo, diseño y desarrollo de producto, materiales y packaging están realizados bajo una filosofía eco-friendly, pensando en el futuro.

Garantizamos:

  • Seguridad natural para los más pequeños.
  • Nunca utilizamos metales o plomo.
  • Todos los tintes utilizados son naturales hechos con pinturas al agua.
  • Los test confirman la no presencia de ninguna sustancia dañina en nuestros productos.
  • Todos los test se llevan a cabo por entidades acreditadas e independientes.
  • Cada envío se comprueba y se revisa antes de ser enviado.
  • Todos los productos están realizados siguiendo las  más estrictas normativas  de seguridad.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados